Hace unos días leíamos en diferentes medios que algunos alcaldes distritales del interior del país fijaban sus remuneraciones a los pocos días de haber iniciado fuciones. Por ejemplo, en Chiclayo, el alcalde Marco Gasco Arrobas designó el aumento de su sueldo de 9 mil soles a 11,050. En Islay, provincia de Arequipa, el alcalde Edgar Rivera incrementó su sueldo en un 30%. Mientras que en la provincia de Castilla, en Piura, José Aguilar Silva también decidió aumentar su salario.
El sueldo de los burgomaestres está normado mediante Decreto Supremo 025-2007-PCM, aprobado en el segundo gobierno de Alan García. La norma en mención establece que la remuneración de la máxima autoridad edil, debe ser de acuerdo al rango poblacional electoral, además reciben un bono extraordinario a excepción del alcalde Metropolitano de Lima.
En el siguiente cuadro se muestran los montos tope que los burgomaestres de Lima Metropolitana y regidores, pueden percibir.

Comentarios

comentarios